4 RAZONES POR LAS QUE BATALLAS CON LAS SIESTAS


“Sueño trae sueño” sabiamente decían las abuelitas… es completamente cierto que los bebés que descansan bien en el día, descansarán mejor en la noche. Pero muchas veces el momento de las siesta es ese espacio en el día que prácticamente buscamos evitar porque verdaderamente se convierte en una batalla con nuestro bebé de quién puede más y entre más larga la batalla más corta la siesta. En éste artículo te explicamos las principales causas por las que pareciera que tu bebé “no quiere hacer siestas” cuando la realidad es que todos los bebés al igual que comer necesitan dormir en el día:

  1. Llegar tarde a la siesta: todos los bebés dependiendo de su edad pueden estar cierto tiempo despiertos para no cansarse demasiado. Muchas veces cuando presentan signos de sueño (bostezar, ojos llorosos, quejarse, etc) ya es demasiado tarde, por lo tanto estará tan molesto que necesitará de tu ayuda para calmarse y dormirse. Busca ajustar tu horario de siestas, adelantando un poco su hora de dormir.
  2. Entorno de la siesta: muchas veces lo complicado de una siesta es generar las asociaciones correctas alrededor de ella. Si tu bebé realiza todas sus siestas en el coche, en tu brazo o en la carriola es evidente que el día que quieras que haga una siesta en la cuna será verdaderamente una sorpresa para él. Si para ti es importante generar un hábito adecuado de siestas, debes empezar consistentemente en hacerlas en su cuna.
  3. Qué necesita tu bebé para dormirse: es muy común que cuando vemos que le urge una siesta a nuestro bebé, con tal de que se duerma, empezamos a generar asociaciones de sueño. Tu bebé necesita que lo mezan o movimiento, succionar el pecho o la botella o el brazo de mamá… Definitivamente no hay problema, siempre y cuando podamos controlar éstas condiciones, pero el día que tenemos que salir y lo debe hacer otra persona se vuelve prácticamente imposible. Debes poco a poco desvanecer tu intervención para que tu bebé aprenda a dormirse solo.
  4. No sabe que es hora de la siesta: hablamos mucho acerca de las rutinas nocturnas, pero no practicamos rutinas diurnas. Escoger 3 o 4 pasos que hagamos consistentemente antes de una siesta, le dan señal con acciones a nuestro bebé que se acerca la hora de dormir. Las rutinas en el día suelen ser más cortas que las rutinas de la noche, sin embargo si tu bebé está muy activo por las actividades del día es probable que necesites una rutina relajante para bajar su ritmo.

Si necesitas ayuda para ajustar sus horarios, desvanecer tu intervención a la hora de dormir o ideas de rutinas diurnas, revisa nuestros pilares en nuestro sitio web www.buendíabuenanoche.com.

Baby Sleep Coach: Lorena Gasperini

¿Te gusto el artículo?
Comparte :
Relacionados

Deja tu comentario