REGRESIONES DESPUÉS DE VACACIONES !


Regresamos de vacaciones y seguramente llevamos algunos días o semanas intentando retomar nuestra rutina personal y familiar. Poner en orden la casa, ir al super, regreso a la escuela, al trabajo… Suele tomarnos un par de días a todos el “regreso a la realidad” y nuestros bebés no son la excepción. Ellos también necesitan unos días para retomar su rutina y sobretodo su horario olvidado en la vacación. Durante éste período es común afrontar algún tipo de “regresión” con respecto al sueño de nuestros bebés, lo cual quiere decir que se han perdido algunos hábitos que ya se habían adquirido en casa. En éste artículo mencionamos algunas de las razones más frecuentes por la que los bebés afrontan “Regresiones después de Vacaciones” y cómo puedes solucionarlo:

  1. Se olvidaron Rutinas: durante las vacaciones quizás no había tiempo después de llegar de cenar, de las compras o el parque de darle continuidad a la rutina nocturna. Esos 3 o 4 pasos que consistentemente realizamos siempre antes de acostar a dormir a tu bebé que lo preparan física y mentalmente para conciliar el sueño. Es importante que la retomes ahora que estás en casa de manera consistente día tras día para que el mensaje sea el mismo: “es hora de dormir”.
  2. Desajuste de Horario: si viajaste algún lugar en dónde cambió el horario con respecto al lugar donde vives, es normal que tu bebé sufra un desbarajuste en su reloj biológico. Así mismo si no cambió el horario del lugar, pero la dinámica familiar sí radicalmente con respecto a la que lleva en casa, donde sus horas de siestas y comida nunca eran las mismas también puede afectar. El proceso de adaptación al nuevo horario puede tomar unos 4-7 días y lo más importante al igual que en las rutinas es que seas consistente en sus horas de siestas y comidas para que le de sueño y hambre a la misma hora. Si es necesario, es posible que tengas que despertar a tu bebé en la mañana para que su día empiece a la misma hora.
  3. Adiós Siestas: durante las vacaciones es muy común no sólo el desajuste en el horario de siestas, si no en el lugar dónde realizan las siesta. Una vez que el reloj biológico de tu bebé se haya restablecido tras trabajar en sus horarios, procura retomar el hábito de que sean en su cuna. Las siestas en un lugar estático son mucho más restauradoras que en lugares con movimiento como el coche o la carriola.
  4. Acomodo Nocturno: la mayoría de las veces compartimos cuarto con nuestro bebé y otros hijos durante las vacaciones. Lo cual conlleva en muchas ocasiones a que intervengamos en caso de que despierte ayudándolo con el chupón, una toma o incluso pasándolo a nuestra cama. Si ésto representa algún problema para ti y tu familia al regresar a casa, debes trabajar en que aprenda a tomar el chupón por sí sólo (coloca varios chupones en su cuna), desvanecer las tomas (día tras día diluye la concentración y cantidad de leche) y retoma el hábito que duerma en su cuna de manera gradual (quizás los primeros días lo puedes acompañar en su cuarto hasta que se duerme).

 

Tu bebé está completamente consciente de su regreso a casa, por lo cual es importante que recordemos y respetemos las reglas que originalmente ya habías establecido en cuanto a rutinas, horarios, dónde y cómo se duerme el bebé. Siempre existirá un poco de resistencia, sin embargo es importante que con cariño y firmeza le expliquemos y demostremos que todo ha vuelto a la normalidad.

Si necesitas más ayuda al regreso de tus vacaciones revisa nuestros pilares en nuestro sitio web www.buendíabuenanoche.com

Baby Sleep Coach: Lorena Gasperini

¿Te gusto el artículo?

CÓMO SOBRELLEVAR LOS HÁBITOS DE SUEÑO EN VACACIONES


Llegaron las vacaciones ¡! En el recuerdo quedaron aquellos momentos en los que nos sentábamos a leer una revista y preocuparnos por nuestro bronceado. Ahora nuestro día está lleno de actividad y espontaneidad pues la prioridad es divertirnos con nuestros hijos. Lo primero que hay que estar conscientes, es que habrá un poco de desorden en los hábitos de sueño de tu bebé durante éste período, sin embargo lo que no queremos es que sea tanto el desorden que sea imposible regresar a lo que era antes. Aquí te compartimos algunas recomendaciones que te pueden ayudar a sobrellevar las vacaciones:

  1. Continua con sus Rutinas: en cualquier parte del mundo puedes continuar respectando su rutina antes del momento de dormir. Si tu rutina es muy larga puede ser una versión “corta”, pero definitivamente ni el país ni el idioma te deben detener a darle continuidad a la rutina antes de dormir de tu bebé. Puedes llevar contigo el libro, la música en tu celular, etc.
  2. Ajusta Horarios: si viajas por más de una semana y el cambio de horario es mayor a una hora, la verdad lo más sencillo es que tu bebé siga el horario del lugar destino para dormir y despertar. Toma en cuenta que tu bebé estará inquieto y más cansado por el ajuste. Ya establecido el horario, es importante que en la medida de lo posible así sea on-the-go respetemos sus horas de tomas, comidas, siestas y hora de dormir. Si vas en el coche, carriola o sales a cenar, lleva el equipamiento necesario (chupón, leche, cobijita, música, etc). para que se duerma a su hora acostumbrada
  3. Realiza sus Siestas: si te encuentras en casa de un familiar, trata de respetar sus siestas la mayoría de las veces que puedas. La siesta de la mañana es la más restauradora, así que si tuvieras que sacrificar alguna trata de que sea la de la tarde. Si estás en un hotel o de paseo, las acabará haciendo en el coche o la carriola pero es importante que las haga para que duerma correctamente en la noche.
  4. Acomodo Nocturno: la mayoría de las veces compartimos cuarto con nuestro bebé y otros hijos durante las vacaciones. Aquí es importante que recordemos que los bebés hacen ruidos, pequeños llantos y a veces hasta despiertan en la noche. Debemos darle espacio para conciliar el sueño y no saltar al medio segundo a colocarle el chupón, arrullar, etc. Siempre está el riesgo de despertar al  herman@ mayor, que seguramente ya sabe dormirse sin problema, así que le puedes explicar al grande que es posible que el bebé despierte e intenta no reaccionar antes de tiempo con el pequeño. También puede ayudar utilizar ruido blanco o alguna música muy tenue para enmascarar los ruidos.
  5. Recuerda las Reglas al Regresar: tu bebé está completamente consciente de su regreso a casa, por lo cual es importante que recordemos y respetemos las reglas que originalmente ya habías establecido en cuanto a horarios, rutinas, dónde y cómo se duerme el bebé. Siempre existirá un poco de resistencia, sin embargo es importante que con cariño y firmeza le demostremos que todo ha vuelto a la normalidad. Este ajuste de regreso a casa, no te debería tomar más de 4 -7 días.

Si necesitas ayuda al regreso de tus vacaciones revisa nuestros pilares en nuestro sitio web www.buendíabuenanoche.com

¿Te gusto el artículo?